La Celeste consiguió una victoria por la mínima frente a la “Marea Roja” gracias a un gol de pelota parada

La tropa de Tabarez sacó la garra de visitante. Un gol de cabeza de José Giménez le bastó a Uruguay para derrotar 1-0 a domicilio a Corea del Sur, y así puso punto final en la gira en el continente asiático. El seleccionado del país vecino sumó su segundo triunfo consecutivo en tres días.

En un cotejo trabado, la Celeste aprovechó un recurso clave. Después de intentar por varias vías, una jugada de pelota parada le dio la claridad. Una infracción cerca del área grande sirvió para colocar un centro de Giorgian Arrascaeta, quien la sirvió al feudo chico del portero, para que el  defensor de 19 años la mandarla a la red con la testa.

No obstante, el equipo local complicó y casi le sacó el empate. El cuadro coreano se apoyó en su velocidad para intentar vulnerar al seleccionado de Oscar Washington Tábarez, aunque sin éxito alguno. La jugada más clara para la “Marea Roja” llegó sobre el último aliento del duelo, cuando Ki Swung-yeung estrelló un remate de cabeza contra el travesaño, que amenazó seriamente con la paridad.

De esta forma, el primer ganador de la Copa del Mundo culminó su travesía por tierras orientales con sendos triunfos, que esperanzan a su afición de cara a la Copa América de Chile 2015. El pasado viernes, el conjunto charrúa venció 2-0 a Japón en suelo nipón.

Andrés Moreau