Los máximos campeones sufrieron la segunda caída del torneo ante Venezuela en Filadelfia, la tierra de Rocky Balboa, por 1-0 gracias al gol de Salomón Rondón que dejará afuera a la Celeste en primera ronda por primera vez en 19 años, salvo una complicada combinación.

Para que los orientales alcancen cuartos de final tendrán que esperar que más tarde Jamaica le gane a México, y luego el lunes vencer a los centroamericanos a su vez que los aztecas no puedan con Venezuela. Con que los mexicanos sumen un punto, pasaran junto a Venezuela.

Como el Semental Italiano, la vinotinto llegaba como el sparring para los charrúas, que matemáticamente estaban obligados a ganar luego de la caída ante México – Venezuela le había ganado por la mínima a Jamaica – pero por delante tenía a los dos rivales más accesibles del grupo.

Sabido también Rafael Dudamel de la diferencia de nivel (solo le han podido ganar cuatro veces, la última ocasión una década atrás) paró a sus jugadores más retrasados, apostando a la contra tanto con el marcador en cero como cuando defendían el resultado.

El gol llegó justamente por la relajación uruguaya, especialmente de Fernando Muslera, que jugaba más adelantado y con el último milímetro de los guantes evitó el golazo de lejos, pero Rondón alcanzó el balón tras el rebote en el travesaño.

En el segundo round el equipo de Tabárez cada vez empezó a adelantarse, pero sin Luis Suárez en condiciones de entrar, aunque intentó en el calentamiento. Edinson Cavani tuvo las mejores oportunidades, mientras Muslera continuaba firme en el área.

El destino quería que el campeón de pesos pesados siguiera en carrera porque ni siquiera con el arco libre desde mitad de cancha los venezolanos pudieron liquidar el partido. Recién pudieron estar tranquilos cuando Patricio Loustau marcó el final.

Mientras que los quince veces campeones venían de llegar a cuartos de final en Chile y antes habían sumado su última estrella en Argentina 2011, Venezuela solo en 2007 de local y hace cinco años habían superado la fase de grupos, incluso siendo cuartos esa última vez.

De este grupo saldrá el rival de Argentina, que asegurará su clasificación mañana si es que le gana a Panamá y Chile vence a Bolivia. Colombia es el único clasificado, siendo acompañado por Estados Unidos o Paraguay (se enfrentarán el sábado, con el empate favorable a los locales); Costa Rica conserva una oportunidad si es que empatan el partido anterior y golea a los colombianos.

En el Grupo B, el que gane el domingo entre Brasil y Perú avanzará, y también lo hará Ecuador si es que gana ante Haití y además no hay empate en el otro partido. En tal caso, se desempataría por diferencia de gol (+1 para Perú y 0 para los ecuatorianos).