«La explotación de Vaca Muerta no es rentable a 50 dólares. Cuando empezamos a perforar pozos verticales en Loma Campana, calculamos que el proyecto era rentable con un precio de 84 dólares y un costo por pozo de u$s6,5», señaló Miguel Galuccio, presidente de YPF.

En Argentina, el crudo neuquino se ubica en los u$s77 y puede recibir un subsidio nacional de u$s3 por barril si la productora incrementa la extracción.

Esa es una de las razones por las cuales a partir de este año la compañía apostará a la realización de pozos horizontales, que son más caros pero en general alcanza mayores volúmenes de producción.

De todos modos, el titular de YPF señaló que aún es muy temprano para hablar de la rentabilidad del shale y dijo que «difícilmente algún operador pueda perforar pozos al valor que lo hacemos nosotros en Vaca Muerta».

También consideró que «el costo de la mano de obra sigue siendo alto». «Estamos lejos de tener un desarrollo de la masividad que el país necesita», agregó.

Galuccio realizó una presentación en la Conferencia de Petróleo y Gas 2015 que se lleva a cabo en Punta del Este, Uruguay.

Pese al panorama complicado por el desplome internacional de los precios, el CEO de YPF adelantó que «es posible firmar nuevos memorandos de entendimiento para Vaca Muerta para el segundo semestre de 2015», según informó El Inversor On Line.

Además, destacó que sobre mitad de año comenzará la perforación del piloto en el área La Amarga Chica, en sociedad con la malaya Petronas, con una inversión de u$s550 millones.

También comentó que el proyecto gasífero que tiene en marcha en Vaca Muerta junto con Dow, en el bloque El Orejano, con un precio de 7,5 por millón de BTU «aparece como rentable». «Seguimos buscando socios y la forma de incrementar la producción en la Argentina», indicó.