El Xeneize lo derrotó 4-1 como local por la cuarta fecha del Torneo del Primera División. Darío Benedetto tuvo una actuación descomunal con tres goles y la asistencia a Ricardo Centurión para que su equipo vuelva a la victoria.

Boca tenía la obligación de ganar ante un rival que lucha por la permanencia y uno de sus delanteros más discutidos logró un rendimiento a la altura de un grande, dándole aire fresco luego de una semana contaminada.

El elenco de Guillermo Barros Schelotto atacó con varios hombres adelante, inclusive proyectando a sus laterales y enseguida abrió el marcador. Gino Peruzzi pasó al frente y le dio desde la derecha, en el camino Darío Benedetto desvió la trayectoria al balón con el taco para el 1-0 a los 7 minutos.

Sin embargo el Cervecero se desesperó y antes de que su rival se acomodase, pudo emparejar las cosas. Luego de un pelotazo, Matías Orihuela le ganó a Peruzzi, centró atrás hacia Hernán Da Campo que superó a Guillermo Sara a los 12 minutos.

La intensidad en el duelo siguió a pesar de los dos goles tempranos, y el local se vio cómodo pudiendo nuevamente inclinar la balanza a su favor. El ex Arsenal Benedetto observó un hueco lejos del aérea en busca de un fuerte bombazo que resultó como lo esperaba clavando a los 17 minutos un golazo al ángulo.

El Xeneize tomó mayor confianza pasando al ataque sin que su oponente se resistiera y el torbellino de goles prosiguió. Esta vez Benedetto pensó rápido y de taco habilitó al ex Racing Ricardo Centurión que puso el 3-1 y anotó su primer tanto en el club.

Los dirigidos por Alfredo Grelak a esas alturas nunca encontraron respuestas en sus futbolistas muy tocados por lo goles, y dos minutos más tarde recibieron el golpe final. Cristián Pavón pasó con facilidad por izquierda, mandó un centro al segundo poste donde Benedetto de cabeza anotó su tercer gol y el 4-1 definitivo.

Boca llega a 7 puntos en el certamen y es el segundo equipo más goleador con 8, detrás del líder Estudiantes que lleva 9. El miércoles enfrentará a Lanús por octavos de final de Copa Argentina en Mar del Plata y luego visitará a Tigre.

Quilmes sigue con 4 unidades y por ahora se mantiene fuera de la zona de descenso pero no vence a el Xeneize en La Bombonera desde el Nacional de 1976 por 1-0 (solo cinco victorias en el historial). Olimpo será su siguiente oponente.