La vicejefa de Gobierno porteña, María Eugenia Vidal, afirmó que si fuera gobernadora de la provincia de Buenos Aires  “no podría dormir” por la cantidad de inundaciones que hubo en varios municipios.

«Si yo fuese gobernadora y tuviese este nivel de agua en la provincia, con 62 distritos en emergencia por las inundaciones, la verdad es que no podría dormir” aseveró la dirigente que cuestionó la gestión del sciolismo en la Provincia.

La precandidata del Pro a la Gobernación bonaerense  remarcó que  «las sucesivas administraciones que no han podido resolver cuestiones estratégicas para evitar esto, que fue la crónica de una inundación anunciada».

«Yo vivo en la Provincia hace muchos años, mis hijos viven acá, mis padres viven acá. Y yo no quiero vivir más así. Hay muchos bonaerenses que no quieren vivir más así» destacó Vidal que añadió que “Buenos Aires necesita una renovación de ideas y de dirigentes».