Así lo informó la vicejefa de gobierno quién insistió en que hubo una “mafia organizada” que se aprovechó de la necesidad de la gente.

La vicejefa de gobienro porteño, María Eugenia Vidal, indicó hoy que la mayoría de las familias desalojadas en Villa Lugano, aceptaron la propuesta habitacional ofrecida por el gobierno de la Ciudad, y remarcó que detrás de la toma del predio » hubo una mafia organizada que se aprovechó de la necesidad de muchísima gente vendiéndole terrenos contaminados.

Luego de los incidentes ocurridos ayer luego de que la Metropolitana y Gendarmería desalojaron a casi 700 familias el terreno lindero a la villa 20, Vidal insistió en que «fue una toma organizada por un grupo minúsculo que hizo un negocio con la necesidad de la gente».

Asimismo, la vicejefa destacó que a pesar de que muchas familias fueron reubicadas, aún quedan muchas personas desalojadas que en las últimas horas permanecían en la interperie.

Además, expresó: «Esta fue una toma organizada por un grupo munúsculo de personas que vendieron lotes de un terreno contaminado con plomo, que era inhabitable. Hicieron un negocio y a eso se sumó la inacción judicial que permitió que durante meses se consolidara un lugar en el que además se asentaron los delincuentes», insistió.

Finalmente, Vidal confirmó que » la mayoría se reubicó por sus propios medios en Buenos Aires, en otras villas de la Ciudad o en refugios habilitados por el gobierno porteño».