A Wall Street le estaba costando mantener a media sesión las ganancias iniciales, y en medio de dudas sobre la tendencia, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador del mercado, avanzaba un 0,07 %.

En el ecuador de la sesión, el Dow subía 12,03 puntos, hasta 17.062,78 enteros, mientras que el selectivo S&P 500, el preferido por muchos operadores, bajaba un 0,08 % o 1,63 unidades, hasta los 2.011,80 puntos.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, que empezó con mayores dudas que los otros indicadores, remontó posiciones y era el que más avanzaba a media sesión, aunque con un discreto 0,26 % o 12,50 puntos, hasta las 4.823,29 unidades.

La sesión estaba marcada por la toma de beneficios en algunos sectores, después de las ganancias que hubo en las jornadas anteriores, que pueden llevar a los índices a que alcance el mayor avance semanal en todo el año si se mantiene el impulso inicial.

Pero también estaba determinada por la presentación de los resultados trimestrales de los principales grupos empresariales, que comenzará la semana que viene, unos datos que suelen mover bastante al mercado bursátil.

Por sectores, las ganancias se repartían con las pérdidas. El que mayor avance tenía a media sesión era el de materiales básicos, un 0,78 %, mientras que la pérdida más pronunciada era para el sector energético, un -0,65 %.

De los treinta títulos incluidos en el Dow Jones, las subidas estaban lideradas por Apple (+1,75 %), seguida de la aseguradora médica United Health (+1,28 %) y de United Technologies (+1,17 %).

Las pérdidas dentro de ese grupo de treinta títulos estaban encabezadas por el grupo financiero Goldman Sachs (-1,34 %), seguido de Intel (-1,29 %) y de Microsoft (-0,97 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía hasta los 50,14 dólares, el oro avanzaba hasta los 1.158,60 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaba al 2,1059 % y el dólar perdía ante el euro, que se cambiaba a 1,137 dólares.