Arsenal caía en Sarandí por 1 a 0 con Aldosivi de Mar del Plata, con un gol anotado por Diego Lagos.

Pero fuera del estadio, incidentes gravísimos entre la barra de Arsenal y la Policía obligaron a suspender el partido a los 30 minutos del primer tiempo.

El árbitro del encuentro Ariel Penel no recibió las garantías de seguridad del Jefe del Operativo Policial.

Los barras de Arsenal destruyeron un patrullero fuera del estadio y se pelearon entre ellos.