Es una propuesta de alimentación sana, minimalista y culinaria. En las calles del barrio de Palermo, abierto todos los días.

Cuando uno va a «FIFI Almacén» comprende que realmente es un Almacén.  Ubicado frente al salón con las mesas y lleno con especias y verduras, frutas y vinos: «Fifí Almacén» tiene como premisa la vida sana. Todos los alimentos usados son orgánicos. Y apagando el celular en la mesa uno obtiene el 10 % off. Toda la propuesta del espacio está basada en la conexión con la naturaleza y con la calma. Por eso su diseño como bar y sus diseños en los platos son minimalistas pero firmes. Y no se asusten: para el que no desea apagar el celular por cuestiones varias, «Fifí Almacén» tiene  Wi-Fi gratis.

El espacio fue diseñado por Horacio Gallo. Y es de blancas paredes largas con mesas de madera simples y ordenadas, haciendo una vista relajada y suave. Detrás del almacén cuelgan  masetas a dos metros del suelo y un gran reloj negro sobre la pared blanca de la cocina anuncia la hora.

Su carta abarca los 5 frentes posibles: Pollo; pescado;  carnes rojas; platos vegetarianos y platos veganos. Sentado en la mesa observé como los platos tienen decoraciones que crecen a lo largo y a lo alto de forma abundante.

Pedimos Fish Caks (croquetas de salmón, merluza y camarones) con vegetales asados. Y un Sándwich Vegetariano acompañado con su ensalada. Para tomar nos dejamos llevar por la sugerencia de la carta en bebidas: limonada con frutos rojos y jugo de naranja.

Con la cocina abierta al salón comedor, «Almacén Fifí» brinda en la espera pan y talitas caseras con una crema de ajo y cebolla de verdeo; y otra que posiblemente sea de zapallo con quínoa. Las bebidas, coloridas llenas de pulpa, mostraban una seductora espuma nadando sobre el vaso. Veinte minutos luego llegaron los platos. La presentación era clara y concisa en las tres dimensiones (hacia arriba y los costados).

El Fish Cacks es color rosado y es acompañado de salsa tártara casera. Los vegetales (zanahoria, remolacha, hongos y cebolla) estaban distribuidos abiertos en el plato presentados con simpleza. El sándwich vegetariano lucía bien, y el queso brie está bajo el pan rodeado de berenjenas, morrones y tomates a la parrilla. La ensañada, de dos variedades de lechuga, tenía un fuerte olor claro a huerta. El éxito era claro. Condimentada con aceite natural de tinte dulce, el plato entero daba la sensación de abundancia. El punto bajo del Sándwich: El pan. Parecía seco y no acompañaba le frescura de los demás productos.

Al comer volvimos a sentir de otra forma el gusto de las bebidas. El menú está diseñado hábilmente para complementarse a los jugos naturales. Juntos logran un nuevo sabor en el paladar, fresco y natural. Y allí uno comprende por qué se debe tener apagado el celular: Fifí Almacén es un trabajo de detalle y armonía que exige atención. Y eso está bien.

Luego de terminar los abundantes platos y ser cálidamente atendidos fuimos hacia el postre. Marquisé de chocolate con avellanas con salsa de frutos rojos y malbec orgánico con helado de leche y garrapiñada de pistachos. Y por otro lado un Afogatto (una copa cóctel con una bocha de helado sumergida en café expreso y ralladura de chocolate amargo).

¡Si que hay éxito y amor en los postres! Entrando en confianza: Salude al maestro de mesa dulce de mi parte. Los postres en Fifí Almacén tienen una frescura y una atención de primera. La medida justa, el precio justo, la calidad necesaria. Sutilmente decorados con flores apoyadas suavemente en el lugar exacto. Otra vez aquí vemos la carta actualizada a la realidad: los postres tienen opción vegana (sin lácteos) a base de aceite de coco, leche de coco y miel. ¡Los probaremos en la próxima visita!

En fin: «Fifí Almacén» es un buen espacio. En una ciudad donde crece la alternativa sana -la buena comida, la meditación, los productos orgánicos- «Fifí Almacén» es una opción de primera línea. Aquel que come carne podrá disfrutar de la carne, aquel que opta por vegetarismo podrá comer bien y aquel que es vegano ¡aquí encontró su lugar!  «Fifí Almacén» no es un lugar de grandes platos de carne pesada ni de fritura a gran escala. Sino una alternativa sana y orgánica en pleno corazón de la ciudad de Buenos Aires. «Fifí Almacén» es un buen lugar.

Dirección:  Gorriti 4812. Abre: lunes de 12:00 a 20:00 hs. Martes, Miércoles y Domingos de 10:00 a 20:00. Jueves, Viernes y Sábados de 10:00 a 00:00 hs. Facebook: «Fifí Almacén».

Puntuación (1 de 5): 4,5

PH: Lali Duré

fifi almacen1

fifi almacen2

fifi almacen3

fifi almacen4

fifi almacen5

fifi almacen6

fifi almacen7

fifi almacen8