Según un estudio publicado en la revista Neurology, los bajos niveles de vitamina D se asocian al Alzheimer y otras formas de demencia. Pero aun así, aclaran que siguen existiendo puntos desconocidos sobre las causas y orígenes de la enfermedad.

Los científicos midieron los niveles en sangre de vitamina D en 1658 hombres y mujeres, de una edad promedio de 73 años. Al inicio del estudio, ninguno padecía ningún tipo de demencia. Al finalizarlo, durante un seguimiento de 5 años, 171 de ellos desarrollaron demencia.

Controlando los diversos factores que afectan, como la edad, condiciones de vida, dieta, etc. es que se detectó que en los afectados estaba el común de un bajo nivel de vitamina D.

«Estos resultados son emocionantes y sugestivas, pero son sólo observacional», dijo uno de los coautores, Iain A. Lang, profesor en la Universidad de Exeter. «No podemos decir nada acerca de si las personas deben complementar su vida con vitamina D, porque eso está más allá del alcance de lo que miramos.»

Jessica Martínez