El conjunto culé venció por 3-1 al Granada en condición de visitante y quedó un punto por debajo del líder Real Madrid, aunque con un partido más. Luís Suárez, que debió ver la roja por un codazo, Rakitic y otro del enganche argentino fueron los goleadores de la victoria, mientras que Rico-de penal-descontó para los andaluces.

La derrota de la semana pasada ante el Málaga en el Camp Nou había dejado una huella de pesadumbre en el Barcelona por la posibilidad perdida de seguirle los pasos al Real Madrid en la carrera con el título. El conjunto de Luís Enrique, que en la semana sumó un importante triunfo en Inglaterra ante el Manchester City por la Champions, se recuperó y venció al Granada con autoridad para meterle presión al Real Madrid en la cima.

En el estadio Nuevo los Carmenes, el Barcelona, que tuvo también a Javier Mascherano desde el arranque, se puso en ventaja a los 25’ gracias a Iván Rakitic, que empujó un buen centro de Luís Suárez. El uruguayo, estaba de más en la cancha ya que debió ser expulsado por el árbitro Santiago Jaime Latre por un brutal codazo en el cuarto de hora. Tan determinante fue la omisión del árbitro, que ex Liverpool convirtió el segundo del culé en el comienzo de la segunda mitad.

Granada logró descontar en poco tiempo desde los doce pasos, luego de que Fran Rico tomará la pena máxima tras una falta de Bartra en el área. El desarrollo siguió favorable a los de Luís Enrique aunque el marcador fuera ajustado. Lionel Messi fue el encargado de quitar la incertidumbre cuando a veinte del final empujó la pelota a la red tras el pase de Suárez, que habiendo eludido al arquero, le dejó todo a la “Pulga” para que convierta su gol 26 en la Liga.

Con la victoria, el Barcelona llegó a 59 puntos y achicó la ventaja que posee el líder Real Madrid (60), que mañana recibe al Villareal.