Con la excusa de «mejoras edilicias, recortes presupuestarios y contra el derrumbe educativo», siete establecimientos que protestan fueron tomados, de cara a las elecciones.

El Ministro de Educación porteño Esteban Bullrich aseguró que está abierto al diálogo y que no hay motivos para las tomas, pero por supuesto de cara a las próximas elecciones porteñas, al igual de lo que se hizo en Santa Fe, la idea es derrumbar la gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires.