Movistar, Personal y Claro anunciaron que el lanzamiento será dentro de un mes. Mientras tanto, las líneas de 3G actuales, colapsadas.

Ante el anuncio del 4G, que viene como la oferta de un nuevo servicio que mejoraría la calidad de navegación de los usuarios en sus smartphones, surgen las dudas: si las líneas actualmente están congestionadas, cómo funcionará correctamente esta nueva mejora?

La respuesta oficial no es suficiente: alegan que al ser muy baja la cantidad de equipos que lo soportarían, estos usuarios realmente disfrutarán de una mejor velocidad. Pero, qué quedará para el resto de los usuarios?

Se estima que en la actualidad existen unos 450 mil smartphones en el mercado argentino listos para conectarse a sus redes 4G.

«La mayoría de nuestros clientes no necesitan cambiar su chip, y contamos con un parque apto para la red 4G que superan los 200.000 equipos», declaró Aníbal Gómez, director de Operaciones del Grupo Telecom.

Teniendo en cuenta que en la actualidad, nuestro país cuenta con un record de ventas de 13 millones de smartphones, no hace falta sacar muchas cuentas para notar que este servicio será premium y solo unos pocos lo podrán utilizar, al menos hasta que se realicen las inversiones correspondientes para abarcar a una mayor parte de la población, que seguramente, se encuentra interesada en utilizarlo.

La realidad es que para aquellos que esperaban ansiosos el anuncio, deberán ir acercándose desde ya a los locales comerciales de sus operadoras para solicitar tanto el servicio como la reserva de un equipo acorde. Por otro lado, aun no se habló del incremento en las tarifas que sufrirán aquellos que logren contratarlo.