El titular de la Confederación Argentina de Básquet anunció que dejará su cargo y que llamará a elecciones inmediatamente para cubrir su vacante. Además, mediante un comunicado de la entidad informó sobre los logros de su efímera gestión.

Alguien tenía que ceder para destrabar el conflicto entre la Confederación Argentina de Básquet y los jugadores de la Selección Nacional. Con la amenaza de no presentarse a disputar el Mundial de España, la soga se tensó e inclinó la balanza a favor de los players, que amenazaron con no presentarse a disputar el certamen si no había profundos cambios en la entidad que rige el deporte en el país. Así, la primera cabeza que rodaría sería la del presidente Daniel Zanni, que está tarde anunciaría que deja el cargo y que llamará a elecciones lo antes posible.

Ayer hablé con mi familia y amigos y tomé la decisión de dar un paso al costado. Hoy se los anunciaré a mis colegas y llamaré a elecciones para que en 90 días pueda haber un nuevo presidente», destacó Zanni en una nota al diario deportivo Olé. En caso de que anuncie su alejamiento, Ricardo Siri, vicepresidente de la otra gestión y titular interino tras la salida por la fuerza de Germán Vaccaro, sería su reemplazante hasta que se realicen los comicios.

Zanni no dudo e apuntarle al capitán de la Selección Luís Scola como el generador del conflicto: «¿Me estoy yendo por lo que hice en la anterior gestión? Pero ojo que yo era el quinto vocal y (Mario) Ontivero, el hombre de Scola, era el primer vocal. ¿No hay una contradicción en quién pide que se vayan todos? Pero ya está, no quiero polemizar con ellos».

Con el alejamiento del Zanni de cago el conflicto parece encontrar la llave para destrabarse, aunque está lejos de resolverse. La ”Generación Dorada”, encabezada por Luís Scola y Emanuel Ginóbili, solicitó que renuncien varios miembros de la actual Confederación, dirigentes durante la gestión anterior de Germán Vaccaro, además de que se realicé una auditoria general para saber los estados contables actuales, teniendo en cuenta que él ex mandamás está acusado de generar un vacío de 25 millones de pesos.

En un comunicado emitido por la Confederación Argentina, la entidad confirmó que «La Auditoría contable imparcial para revisar los números de la CABB desde el 1° de octubre de 2006 a la fecha fue solicitada a la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires”, y que además “los seguros de los todos jugadores de la Selección Argentina mayor masculina están pagos”.