El español levanta por primera vez un ATP 500

El español superó en la final al francés Lucas Pouille por 6-3 y 6-4 en el ATP 500 sobre la superficie dura en Emiratos Árabes Unidos. Logró su segundo título en la temporada y el más importante de su carrera a la que le sumó el octavo trofeo.

Las bajas por lesiones u otras cuestiones de los favoritos que siempre disputan este torneo todos los años, hicieron que los tenistas que no están habituados a alcanzar estas instancias avanzarán en la competición y en una final inusual el español dio el salto.

Roberto Bautista Agut, 23° en el ranking y tercer preclasificado, empezó firme ante Lucas Pouille (15° y segundo favorito) con altos porcentajes de puntos ganados con la devolución del primer saque del rival (38%) y quebró enseguida en el cuarto juego, llevando el ritmo a su antojo pudiendo ganar cómodamente 6-3.

El español que tenía una ventaja de 2-1 aunque con derrota en el último enfrentamiento (US Open 2016) esta vez no resistió el ritmo y el galo de 24 años le robó el saque que lo dejó arriba 3-1, pero en el siguiente game se recuperó creciendo con altos porcentaje de primeros servicios ganados, robándole el saqueo nuevamente cuando iban 4 iguales, para posteriormente cerrar el duelo 6-4 tras una hora y 21 minutos de partido.

Agut de 29 años obtuvo el segundo título de la temporada tras alzarse con Auckland, llegando a 8 títulos en su carrera (seis en canchas rápidas) siendo este el más importante llegando a un récord de 8-6 en finales y subiendo al puesto 16° desde el lunes.

Pouille en cambio que venía de ganar Montpellier, no pudo sumar su sexto certamen (5-4 en finales) siendo el español el cuarto tenista de su país en ganar aquí tras Alex Corretja (1998), Juan Carlos Ferrero (2001) y Rafael Nadal (2006), en el ATP 500 sobre el cemento de Dubái, capital de Emiratos Árabes Unidos, que repartió 3.057.135 dólares en premios.