El juez federal Julián Ercolini citó a declaración indagatoria a Alejandra Gils Carbó, para el 31 de agosto próximo, en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la compra de un edificio para la Procuración General de la Nación, publicó la agencia Télam.

De esta manera, Ercolini aceptó la solicitud que había hecho el martes pasado el fiscal Eduardo Taiano, quien investiga el caso de pagos de comisiones millonarias en la adquisición por $ 43.850.000 del edificio donde está el despacho de Gils Carbó.

El edificio en cuestión fue comprado por la Procuración General de la Nación en julio de 2013. A cargo de la licitación estuvo el subdirector general de la Procuración Guillermo Bellingi. La procuradora determinó que él dependiera de ella de manera “directa”.

De acuerdo con el fiscal, hubo una flexibilización en la licitación que permitió que la firma que finalmente resultó adjudicataria, pudiera presentarse al concurso de precios.

Según el periodista de Infobae Omar Lavieri, la firma Arfinsa -del Grupo Bemberg- vendió el edificio y le pagó una comisión de $ 7.700.000 a Jaureguiberry Asesores Inmobiliarios por asesoramiento. Bárbara Jaureguiberry, dueña de la inmobiliaria, le abonó por asesoramiento para la licitación $3.000.000 a Juan Carlos Thill, un productor de seguros de La Plata sin relación alguna con el negocio inmobiliario.

Sin embargo, Thill resultó ser medio hermano de Bellingi. Este asesoramiento quedó registrado en correos electrónicos. En uno de ellos, Thill le envió a la inmobiliaria una copia del pliego de licitación antes que se hiciera público y le dio precisiones sobre las fechas del proceso licitatorio.