Especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrollaron un colorante de ciruela que se destaca por su poder preventivo contra el cáncer, el colesterol y la diabetes, entre otras propiedades.

El nuevo producto, en consecuencia, podrá utilizarse para teñir alimentos y también como aditivo natural. Además, conserva el sabor de la ciruela y concentra las antocianinas, pigmentos responsables de conferirle su color rojo característico.

Los especialistas obtuvieron el nuevo colorante a partir de un proceso de sublimación que consiste en cambiar del estado sólido al estado gaseoso, aunque sin pasar por el estado líquido.

“Decidimos transformar los bioactivos en polvo, mediante su encapsulación, porque es más fácil dosificarlo y además aumentamos su estabilidad”, explicó Ricardo Dománico, del Area Bioactivos Naturales del Centro de Agroalimentos del INTI.

Los bioactivos son compuestos que se encuentran en pequeñas cantidades en plantas y alimentos y  pueden promover la buena salud.

El proyecto se enmarca dentro de las acciones que impulsa el Centro de Agroalimentos del INTI para desarrollar alimentos, que preserven los bioactivos presentes en la fruta fresca y que permanezcan en el producto final.

Para llevar adelante una dieta saludable, la Organización Mundial para la Salud (OMS) recomienda ingerir al menos cinco porciones de frutas y hortalizas al día.