Según un nuevo estudio publicado en la revista Heart, comer hasta 100 gramos de chocolate, tanto negro como con leche, de forma regular puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares e incluso infartos.

No es la primera vez que un estudio científico demuestra beneficios para la salud de este alimento.

De hecho, existe un elevado número de informes que han relacionado su consumo con una reducción en la pérdida de memoria, con la prevención de la diabetes, la disminución del estrés y del colesterol, la protección de la piel contra el sol.

Incluso se ha vinculado la ingesta de cacao con una menor presión sanguínea y con una mejora de síntomas en personas que padecen síndrome de fatiga crónica.

Este nuevo estudio ha analizado el efecto de la dieta sobre la salud a largo plazo de 25,000 voluntarios, destaca La Vanguardia.

Y han visto que aquellos que consumían más cantidad de chocolate, entre 15 y 100 gramos al día ya fuera en forma de barritas, de onzas, de tazas de cacao caliente, eran también los que tenían menos probabilidad de padecer problemas de corazón e infartos en comparación con aquellos participantes que no tomaban nunca.