El nuevo proyecto que se logró por consenso implicará que el déficit de las provincias –que cubría ese impuesto por $27 mil millones- se cubrirá con los  Aportes del Tesoro Nacional (ATN) en forma automática durante todo el año que viene.

En una conferencia de prensa, este medíodía, en la Casa de Gobierno los ministros de Hacienda y Finanzas, Alfredo Prat Gay y el de Interior, Rogelio Frigerio bridaron precisiones sobre el acuerdo, junto a varios gobernadores.

El nuevo proyecto sería analizado esta tarde en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, mañana  será debatido en el recinto de la Cámara Alta y el jueves pasaría a Diputados, que ese día le daría sanción definitiva, desechando la sanción de la iniciativa anterior que había impulsado la oposición parlamentaria de la cámara baja, fundamentalmente en un acuerdo   entre Sergio Massa y Axel Kicillof.

Frigerio explicó que con el apoyo de la mayoría de los gobernadores, el nuevo proyecto ha reinstalado el  impuesto al juego, que en la propuesta original del Poder Ejecutivo significaba un ingreso a las arcas estatales de $6 mil  millones.

El proyecto de la oposición que había recibido sanción en Diputados  reducía ese ingreso a $600 millones.”Con los acuerdos volvimos a imponer este tributo,  con otras modificaciones”.

Con ello, explicó Frigerio, se vuelve a respetar el Presupuesto Nacional de 2017 y el valor diferencial  va a ser cubierto una  parte de ATN, otra con el impuesto a las Ganancias y otra con la  coparticipación, con lo cual las provincias  llegan a los 27 mil millones que estaban establecidos en el Presupuesto Nacional aprobado recientemente.

Luego Frigerio precisó que con la reforma “un sueldo de 50 mil pesos pagaban un impuesto de $5400; con esta reforma consensuada va a pagar $1700”.