A la espera de tasas más bajas que dinamicen el mercado, los desarrollos inmobiliarios también apuntan a sumar inversores con alternativas de ticket accesible.

“El mercado inmobiliario siempre es una opción atractiva porque el ladrillo es un refugio ideal para la inversión. Sin embargo, cuando el contexto se vuelve complejo, la creatividad se convierte en el activo más valorado. Es preciso acercarle a los inversores propuestas variadas, y en ese mix debemos contemplar diversos valores y maximización de márgenes”, señala Néstor Curland, director de Zentrum Developers. Afirma que hoy las inversiones se reparten en un 60 por ciento para las de retorno más alto (parking, hotelería, alquiler temporario) y 40 por ciento en las inversiones tradicionales.

En esta línea, una opción que pisa fuerte es la venta de cocheras, y los desarrolladores trabajan para encontrarle un plus a cada propuesta. Zentrum, por caso, comercializa cocheras a US$ 30.000 por unidad de venta, y los precios mejoran a partir de la compra de cierta cantidad de unidades. Como variante, las cocheras pueden comprarse bajo la modalidad pool de parking, para maximizar los márgenes de ganancia con una renta posterior.

Mediante este sistema, los espacios son explotados bajo un formato comercial de parking, a través de un fideicomiso de administracion del cual Zentrum es parte integrante. Se trata de un pool de renta, lo que implica que independientemente de cuál es la unidad cochera que se ocupa, los beneficios se reparten en partes iguales entre todos los integrantes del fideicomiso. La renta, según Curland, se proyecta en un valor cercano al 15 por ciento anual en dólares sobre lo invertido.

La firma Ecocheras es uno de los players más importantes del segmento, con varios proyectos en CABA. Hoy ofrece, por ejemplo, la posibilidad de adquirir una cochera en un parking de la calle Rawson, entre Potosí y Díaz Vélez (a media cuadra del Hospital Italiano), por $ 361.000, a entregar en 2019.  O un proyecto en Villa Crespo, sobre la calle Gurruchaga, desde US$ 26.000 cada cochera, con entrega en julio próximo.