El descenso de Argentina se concretó con la derrota de Diego Schwartzman ante Mikhail Kukushkin por 6-4, 6-4 y 7-6 (7-2) luego de dos horas y 44 minutos de juego, ante unas 2.000 personas que se acercaron al estadio National Tennis Centre, entre ellos un puñado de argentinos que se fueron abatidos por la frustración deportiva.

El equipo dirigido por Daniel Orsanic, que había sido campeón el 27 de noviembre pasado tras haberse impuesto ante Croacia (3-2) en Zagreb, retornará a la zona continental después de 16 años, cuando había ascendido con su victoria sobre Belarús, en Córdoba, el 23 de septiembre de 2001.