El primer ministro, Manuel Valls, anunció su renuncia al presidente François Hollande. Los desacuerdos surgieron por la política económica.

Hoy a la mañana, cerca de las diez, el Palacio del Elíseo emitió un comunicado para anunciar la decisión del político junto a su gabinete. En los días previos al inicio de la actividad legislativa y escolar, el país “Galo” amaneció con un inesperado sismo gubernamental, ya que salieron a luz las diferencias internas dentro del parlamento francés, y además podría comprometer el final del mandato de Hollande.

En medio de una profunda división, el sábado el ministro de economía Montebourg pidió: “Hay que discutir el liderazgo europeo a Alemania y pasar a segundo plano los objetivos primordiales de la gestión económica: la reducción dogmática del déficit que nos conduce a la austeridad y el desempleo”. “Si me equivoco en mi visión política, le pedí al primer ministro que pueda recuperar mi libertad para ser un ciudadano mas”, sentenció firmemente.

Esta última expresión fue apoyada por Benoit Hamon, ministro de educación, sin quedarse afuera de la disputa agregó: “Las políticas de austeridad no funcionan, son absurdas. Es la causa de la prolongación de la crisis económica. Europa es el único lugar del mundo que no salió de la crisis por las obstinadas decisiones de sus Estados miembros y autoridades. La austeridad no funciona pero además es injusta. Nos olvidamos de las clases populares que no son responsable de esta crisis y las echamos en los brazos de los partidos extremistas”.

El Elíseo describió en un texto, la idea de que el presidente encargó al cada vez más impopular Valls la creación de “un equipo coherente con las orientaciones que Francois Hollande definió para nuestro país”.

Por estas horas, cerca de 40 diputados socialistas amenazan con dejar de abstenerse y votar en contra del gobierno, lo que podría comprometer el final del mandato de Hollande en momentos donde los efectos de la crisis empujan nuevamente a la economía gala al borde de la recesión y mantienen el desempleo por encima del 10%.

Según la prensa local, el político de origen catalán, nombrado premier el 31 de marzo pasado, llevará a cabo una “profunda renovación” en su gabinete de ministros para revertir toda crítica interna y continuar con sus reformas. El nuevo gobierno será presentado mañana por la tarde.

Damián Rosito