Los Blue suman su segunda estrella tras el 4-2 ante Croacia en Moscú

Los galos le ganaron a Croacia 4-2 en la final del Mundial de fútbol en Rusia. Mandžukić en contra abrió el partido, Perišić igualó pero Griezmann de penal, Pogba y Mbappé sellaron la victoria logrando el segundo trofeo en su historia.

El mejor equipo y plantel del mundial con un elenco joven pero de mucha técnica se llevó la segunda copa de su historia repitiendo lo hecho en 1998, siendo muy contundente tanto en semifinales como hoy, dejando su huella en este certamen donde Argentina se fue con pena y sin gloria incluso perdiendo con el nuevo campeón.

De arranque los dirigidos por Zlatko Dalić fueron muy superiores pero una jugada desgraciada abrió el duelo tras el gol en contra de Mario Mandžukić queriendo despejar el balón a los 18 minutos de cabeza, aunque reaccionando los balcánicos más tarde con el golazo de Ivan Perišić en la media hora.

Sin embargo los Blue nuevamente cuando dudaron, una acción determinada por el VAR le dio un penal que cobró el árbitro argentino Néstor Pitana tras la mano de Perišić y el hombre del Atlético de Madrid Antoine Griezmann puso el 2-1 parcial.

En los segundos 45 minutos los galos no la pasaban bien hasta que sacó una contra letal y Paul Pogba luego de un rebote amplió el tercer tanto, y lo propio hizo Kylian Mbappé con un zapatazo lejano, anotando el 4-2 del descuento Mandžukić tras el error del arquero Hugo Lloris aunque el capitán festejó en el Estadio Luzhniki de Moscú.

Francia se coronó por segunda vez en la historia tras el Mundial de su país en 1998, alcanzado las mismas estrellas que Uruguay y Argentina pero lejos de las 5 de Brasil, en tanto que Didier Deschamps alcanzó el título como entrenador y jugador.

Croacia que disputó su primera final como consuelo tuvo al mejor jugador del torneo ya que Luka Modrić recibió el Balón de Oro, Eden Hazard de Bélgica el de Plata, mientras que Griezmann cerró el podio y Harry Kane de Inglaterra terminó como goleador con 6 tantos.