Anoche “La Ciudad de la Furia”, brillo mas que nunca y deslumbro al mundo con la Gran Ceremonia de Apertura de Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

Unas 250 mil personas vivieron un gran momento histórico en las inmediaciones del Obelisco, mientras que decenas de millones lo contemplaron por Televisión en todo el mundo.

Fue la Ceremonia Olímpica con más público en la Historia Moderna de los Juegos Olímpicos, lo cual constituye en sí mismo un récord absoluto. Y la primera en realizarse en un ámbito fuera de un estadio.

Trabajaron más de 3 mil personas en total en todas las áreas involucradas, de las cuales casi 500 fueron artistas (actrices y actores, bailarines, músicos y cantantes).

La ceremonia, que tuvo al Obelisco porteño como epicentro de una propuesta completamente innovadora, fue la primera en la historia de los Juegos Olímpicos en realizarse en la calle para que el público pudiera disfrutarla de forma libre y gratuita.

La idea de emplazar esta celebración en la vía pública, algo que también la convierte en un evento único, fue de Diqui James -creador y director de Fuerza Bruta- y fue algo con lo que el Comité Olímpico estuvo no sólo de acuerdo sino muy entusiasmado en llevar a cabo.

La conducción estuvo a cargo de Matías Martin, mientras que Ángela Torres cantó el Himno Nacional Argentino.

Fer Dente y Cande Molfese interpretaron la canción oficial de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, mientras que el pianista Leo Sujatovich interpretó, junto con su hija Luna, la versión del Himno Olímpico.

Mora Godoy fue la bailarina principal de la escena de tango, cuya coreografía fue una creación suya junto con Fuerza Bruta y Ana Frenkel, esta última, coreógrafa general de la ceremonia.

Fuerza Bruta e impactantes proyecciones de mapping que transformaron al Obelisco en las diferentes arenas olímpicas, atletas y actores desafiaron la gravedad representando diversas disciplinas sobre las paredes verticales del monumento porteño.

A la espectacularidad de lo acontecido en esa suerte de palestra en que se había convertido el Obelisco, y el talento que desplegaron los artistas en el escenario principal, se sumaron dos escenarios móviles que unieron en sus recorridos el tramo de 9 de julio desde Corrientes hasta Hipólito Yrigoyen.

Así, los miles de espectadores que ocuparon la extensión de la ancha avenida, se vieron estimulados con propuestas artísticas que se exhibían no sólo en el escenario principal sino desplazándose alrededor suyo y hasta en las fachadas linderas, donde hubo parejas bailando tango en los balcones.

El espíritu de Fuerza Bruta es sinónimo de transgresión, vanguardia, desafío y adrenalina. La idea de romper límites está siempre en los espectáculos de la compañía y esta ceremonia, ideada de principio a fin por Fuerza Bruta, tuvo el ímpetu y la irreverencia propias de la juventud, que fue uno de los valores que Diqui James no quiso perder de vista al tratarse de la competencia deportiva más importante del mundo para los jóvenes.

Además, esta ceremonia fue pensada y abordada como una celebración por la inclusión, preponderando el rol de las mujeres en las disciplinas olímpicas y en las demostraciones artísticas.

En esta ceremonia, la abanderada que inauguró la noche fue Shirley Ballesteros Juárez, destacada atleta del salto con garrocha quien descendió por la pared frontal del Obelisco con una enorme bandera argentina en sus brazos. Por su parte, el juramento tuvo dos representantes mujeres de los tres que juraron.

Gabriela Sabatini, Luciana Aymar, Sebastián Cirmanich y Walter Pérez fueron los relevistas de la antorcha olímpica durante la celebración, junto con Cecilia Carranza, Pedro Ibarra, Celeste D’Arcángelo e Iñaqui Mazza. Luego, Paula Pareto y Sebastián Lange tomaron la posta final y encendieron el pebetero.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, campeón Olímpico de esgrima en 1976, y el presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, Gerardo Werthein, dieron sus discursos oficiales en el escenario principal.

Al llegar el momento del juramento olímpico, en nombre de los atletas juró Teresa Romairone, de Yatching, en nombre de los entrenadores juró Carlos Retegui, de Hockey y en nombre de los árbitros juró Lorena Mac Coll, de Beach Handball.

La ceremonia culminó con un show de fuegos artificiales de un despliegue y magnitud asombrosos, a la altura de todo el espectáculo.

Con un importante despliegue de producción a cargo de la empresa Ozono Producciones, la ceremonia requirió la puesta de 50 pantallas Led HD de diferentes dimensiones, 26 proyectores, 35 generadores eléctricos de uso industrial, más de 300 gabinetes de sonido, más de 3 kilómetros de fibra óptica, 10 consolas de audio, más de 2 mil luminarias de diferentes tipos y potencia, y aproximadamente 1800 kilowatts de energía.

Los III Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, se realiza del 6 al 18 de octubre de 2018 en la ciudad de Buenos Aires y las localidades de Bella Vista (Partido de San Miguel), Hurlingham, San Isidro, Vicente López y Villa Martelli. Es la primera vez que se disputan fuera del continente asiático.

Es la primera vez que la ciudad de Buenos Aires organiza un evento multideportivo juvenil. En materia de eventos multideportivos, la ciudad organizó con anterioridad los Juegos Panamericanos de 1951 y los Juegos Sudamericanos de 2006.

La cantidad de hombres y mujeres atletas será la misma, por primera vez en un evento organizado por el Comité Olímpico Internacional.

Disfrútalo aquí en TanGo Diario