Diego Simeone pudo gritar cuatro goles frente a Real Madrid en el Vicente Calderón, para así achicar la brecha en la Liga gracias a los goles de Tiago, Saúl, Antoine Griezmann y Mario Mandzukic.

Los campeones del mundo apenas tuvieron un remate al arco de Karin Benzema que taparon los defensores sobre la media hora. En ese momento la distancia ya era de dos goles porque en el cuarto de hora el remate de Tiago se metió entre el brazo y el cuerpo de Iker Casillas, y antes de los veinte Saúl (que había ingresado en el décimo minuto por Koke) dejó parada a los blancos con su chilena.

Para el segundo tiempo los Colchoneros apostaron a la contra, y solo por la calidad de Casillas tardaron veinte minutos en convertir. Griezmann empujó en la línea luego de que Saúl se la sirviera con su cabezazo, y sobre la hora Mandzukic anotó el cuarto sin marca en el área.

Los rojiblancos no perdieron en los seis enfrentamientos que tuvieron contra sus vecinos esta temporada, habiendo festejado ante ellos en la Supercopa local y los octavos de final de la Copa del Rey además de la anterior vez en el campeonato, con solo dos empates.

Ahora igualaron la línea de 50 puntos de Barcelona, que mañana a las 17hs visitará a Athletic Bilbao. En caso de ganar, los catalanes quedarían a una unidad de los de Carlo Ancelotti, que llevaban cinco victorias seguidas en la Liga.