“Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”. Con esa frase, la UOCRA nacional, que comanda Gerardo Martínez, tomó distancia de Juan Pablo “Pata” Medina, que permanece virtualmente atrincherado en la sede sindical de avenida 44 en La Plata.

“Ratificamos nuestro repudio a cualquier práctica que desacredite la función gremial apartándose del cumplimiento de la ley, además de rechazar enfáticamente todo hecho de violencia”, indica un mensaje que la Comisión Directiva Central de la UOCRA difundirá en las próximas horas y que refleja el histórico enfrentamiento entre Martínez y Medina.