Fariña brindó este lunes una entrevista con la señal de cable TN, para referirse a una causa en la que se lo investiga por comprar un campo a su nombre para Báez. El empresario apuntó contra las contradicciones de funcionarios de la AFIP, que reconocen la compra del campo para Báez en un expediente, y en otro ni siquiera lo nombran.

A raíz de la investigación conocida como “la ruta del dinero K”, se abrieron dos causas, según explica el valijero: “Una es la propia ruta del dinero K y la otra es por la compra de este campo que estaba cerca de la frontera con Chile”. “En la ruta del dinero K, Casanello procesó a Báez por la compra del campo, la AFIP lo convalidó, la Cámara federal de apelaciones confirmó que esa compra la hice para Báez. En la otra causa por ese campo Báez no está ni nombrado en el juicio. Y los que se presentaron como querellantes fueron los mismos de la AFIP en ambas causas”.

“Hay una clara intención de direccionar esta causa para que Lázaro Báez quede afuera de esta causa”, acusó Fariña, y no se desligó de su responsabilidad: “Yo reconocí haber lavado activos”. Más, adelante, contó que Fabián Rossi, otro de los empresarios vinculados a Lázaro, le dijo a Fariña que se quedara con el campo como parte de pago de las operaciones que hacía para él.

Por último, analizó que “si Lázaro facturó 47 mil millones de pesos con sus empresas durante el kirchnerismo y su patrimonio es de 66 millones de pesos, algo está mal”. “Hay un manto de corrupción”.