Sabemos que desde la llegada de Internet todo ha cambiado. Cambió la Industria de la Música, la Industria Editorial de libros, los medios gráficos, la compra venta, y desde luego también el Cine. De hecho, la Industria Cinematográfica quizás fue uno de los ámbitos comerciales que más cayó desde la democratización de los productos.

Pero toda acción tiene su reacción. Y es así como la Industria Cinematográfica ha podido levantarse con nuevas estrategias.  La realidad habla sola: En Argentina, este pasado verano fue record positivo en boleterías, superando -hasta el 12 de abril- las 14.069.000 entradas en todo el país (un 28 % de mejora al mejor año de la historia del cine Argentino).

Y por otro lado las invitaciones no cesan de surgir, como en el caso de la cadena Cinemark que anunció el nuevo cronograma accesible de clásicos e históricos que vienen rotando hace varios meses en algunas de las salas que tienen en todo el país.

Toro salvaje (el 28/3, 29/3 y el 1/4), Chinatown (el 4/4,  5/4 y el 8/4), El padrino III (el 11/4, ,12/4 y el 15/4), Rescatando al soldado Ryan (el 18/4, 19/4 y el 22/4), Footlose (el 25/4, el 26/4 y el 29/4), Casablanca (el 2/5,  3/5 y 6/5), son las películas que han empezado a circular desde el comienzo de Abril hasta comienzos de Mayo, siempre bajo la entrada de 60 $ -salvo los Miércoles de 30 $.

Así que, para nostálgicos del cine clásico en pantalla grande o también para los cinéfilos que van a estar haciendo algo de tiempo entre BAFICI y BAFICI, ya saben, hay una alternativa interesante y accesible para disfrutar los clásicos fuera del monitor de la PC de casa y a un precio bastante considerado.