Organizado por el Colegio de Arquitectos de Chubut (CACH), el concurso nacional de anteproyectos para la sede de CIMA en la provincia de Chubut (Argentina) buscó la mejor propuesta arquitectónica para el centro de negocios de la Cámara Industrial de Puerto Madryn, en un sitio emplazado en el actual parque industrial pesado, en la periferia de Puerto Madryn, frente al futuro Parque Tecnológico de la ciudad argentina.

El primer lugar en el concurso argentina recayó en la propuesta presentada en conjunto por las oficinas Agencia de Arquitectura y Bracamonte-Yerba, quienes lo definen en su memoria como “una forma contundente de fuerte carácter institucional que genera diversas conexiones con el paisaje”.

Considerando el desarrollo del futuro polo tecnológico, el edificio se plantea como una pieza transitable para generar con él una futura conexión. La posición del auditorio en el lado norte aprovecha las vistas a la futura área verde y genera relaciones visuales entre ésta y el patio interior.

Para las aulas y los laboratorios se prevé un área de crecimiento futuro. Mientras las áreas directivas se elevan para obtener las mejores vistas al mar.