El Peque se sumó a Pella y Delbonis entre los clasificados a la tercera ronda del Maters 1000 de Miami, consiguiéndolo luego de vencer a David Ferrer (32°) por 6-2 y 6-3. Zeballos fue eliminado, mientras que Del Potro debutará a última hora.

Diego estaba en una situación poco acostumbrado ya que apenas registraba una victoria en siete Majors, y acumulaba nada más que derrotas en sus dos apariciones aquí (ni siquiera había logrado avanzar las dos temporadas que intentó en la qualy).

Con marca de 7-7 esta temporada (cuartos de final en San Pablo y Río de Janeiro) enfrentó al campeón de 26 torneos y ex número tres del mundo que venía de no haber llegado a ninguna final el año pasado por primera vez en doce temporadas.

Con siete break points salvados lo eliminó esta tarde, además rompiendo en cinco ocasiones y capitalizando el 80% de los primeros servicios. El próximo rival del número 42 del mundo será el octavo preclasificado David Goffin (12°), con quien cayó en la Copa Davis de 2015 pero venció el año pasado en la semifinal de Amberes en cancha rápida. El belga llegó a las finales de Rotterdam y Sofía, además de los cuartos de final del Australian Open y la cuarta ronda en Indian Wells.

También en el primer turno saltó al estadio principal Zeballos (75°) ante Stan Wawrinka (3°), con quien cayó por 3-6 y 4-6, con ocho aces y 92% de efectividad con el primer servicio por parte del máximo favorito.

No antes de las 21hs será el turno de Del Potro (34°) contra Robin Haase (48°), a quien venció en Wimbledon 2012 y Basilea 2016. Esperan para mañana Delbonis (57°) a Jan Lennard Struff (63°), tras vencer a Carreño Busta (19°), y Pella (158°), que eliminó a Dimitrov (13°), contra Mahut (55°).