El marplatense alcanzó los cuartos de final del ATP 500 de Conde de Godó tras vencer a Benoit Paire (49°) por 6-4, 3-6 y 7-6(3) tras algo más de dos horas, y mañana enfrentará a Karen Khachanov (56°).

Cuando se sorteó el cuadro, que también contó con Berlocq y Olivo, aparecían en el camino de Horacio Kei Nishikori (7°) para la tercera fase y David Goffin (10°) después. La calidad necesaria para vencer al decimoséptimo preclasificado Joao Sousa (37°) tras lo conseguido frente a Santiago Giraldo (99°) se alió con la suerte, porque el japonés se lesionó la muñeca – fue reemplazado por Paire – y el belga cayó esta tarde con Kachanov, pudiendo ser semifinalista sin enfrentar a algún Top 30.

La última vez que el campeón de quince Challengers y siete ATP como doblista (incluyendo la semana pasada en Houston) había llegado tan lejos en un torneo había sido en 2013 cuando logró su única consagración en Viña del Mar, aunque la temporada pasada había conseguido un excelente resultado en el Masters 1000 de Miami alcanzando octavos de final tras vencer a Del Potro luego de haber entrado al cuadro principal como lucky loser.

Esta tarde ambos tuvieron tres quiebres, pero la agresividad del francés le costó, además de sus quince aces, siete dobles faltas y solo 43% de efectividad con el segundo saque, mientras que Zeballos continuó con más de 60% en ambos servicios como a lo largo del torneo. Fue por eso que el argentino levantó nueve break points y consiguió siete, ganando cinco de los últimos seis juegos del primer set.

El número 84 del mundo, que como no defiende puntos ascenderá cerca de veinte puestos, ocupando su mejor posición desde septiembre, había tenido su punto más alto en la temporada con los cuartos de final en los Challengers de Sarasota y Panamá.

Khachanov, que venció a Goffin por 6-7(7), 6-3 y 6-4, ganó solo cuatro partidos en los once torneos que jugó en el año, llegando a seis caídas en fila entre el Australian Open e Indian Wells.

La nota la dio también Yuichi Sugita (91°), quien llegó como perdedor afortunado pero se mantiene en carrera en su primer torneo de 2017 – aunque ganó los Challengers de Shenzhen y Yokohama – dejando en el camino a Richard Gasquet (23°) y esta tarde a Pablo Carreño Busta (20°).

Jugará mañana con Dominic Thiem (9°), y luego será el turno de Andy Murray (1°) vs. Albert Ramos Viñolas (19°), con quien viene de caer en Montecarlo, y Rafa Nadal (5°) frente al clasificado Hyeon Chung (94°).