La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) desactivó un contrabando de 1.700 kilos de productos electrónicos en el aeropuerto internacional de Ezeiza, valuado en 7 millones de pesos.

Entre los artículos secuestrados, provenientes de Estados Unidos, figuran notebooks, tabletas y smartphones de reconocidas marcas a nivel mundial como Apple, Nokia y Samsung.

Tras el hallazgo, la Afip le suspendió la Cuit a la empresa importadora y sus socios e inició una inspección integral, se informó en un comunicado de prensa.