El Presidente Mauricio Macri, presentó el plan de ajuste de la política, para contribuir a la reducción del déficit fiscal. Además adelantó que los familiares de los ministros no podrán tener cargos.

«La política debe ser un ejemplo de la austeridad», fue el mensaje que dio el presidente Mauricio Macri al presentar un plan de «ajuste» en la función pública, en una gesto para colaborar en la reducción del déficit fiscal.

Los ejes del programa pasan por la reducción del 25% de los cargos políticos y el congelamiento de los sueldos de funcionarios, que por un año no tendrán aumentos salariales. Macri adelantó además que los familiares de los ministros tampoco podrán tener cargos.

No habrá aumentos para los funcionarios y se reducirán los cargos políticos en la cúpula del Gobierno: «Si los argentinos están haciendo su aporte, quienes somos partes de la política tenemos que dar el ejemplo»

En su anuncio explicó que reducirán uno de cada cuatro cargos políticos, que los funcionarios no tendrán un aumento de sueldo por un año y que los familiares de los ministros no podrán integrar el Gobierno. El Presidente dijo que el Estado quiere «dar el ejemplo» y que debe «redoblar el esfuerzo» que están haciendo los argentinos.

«Debemos generar nuevas estructuras, más ágiles, más atentas y preparadas para funcionar mejor, que significa solucionar los problemas de la gente», indicó el mandatario, que comunicó que esta medida se traducirá en un ahorro presupuestario de $ 1.500 millones anuales.

El plan prevé la eliminación de 600 cargos jerárquicos, que de los 3.000 actuales bajarán a 2.400. Se trata de puestos con salarios brutos que oscilan entre los $ 40 mil hasta los $ 130 mil mensuales. Esto implicará un ahorro de $ 1.500 millones en las arcas del Estado.

El congelamiento de salarios por un año alcanzará a todos los ministros, a 91 secretarios y a 209 subsecretarios y regiría a partir de marzo.

«Estas medidas van en línea con un gesto de austeridad de parte del Gobierno», adelantaron fuentes previo al anuncio de Macri. Además indicaron que en las reuniones de Gabinete el Presidente insistió en su mensaje de austeridad y ahorro.

El anuncio se produce en medio del malestar por la baja de subsidios -tanto de los servicios energéticos como de transporte- como de la suba del dólar, y servirá para que el Presidente transmita un mensaje de austeridad desde el Estado. El programa va en línea con el límite al gasto público en las provincias y municipios, como lo estipula el Pacto Fiscal.