Tanto el saudí como el portugués se adjudicaron, por primera vez, una etapa de esta edición del Rally más difícil del mundo. En motos, Barreda Bort perdió algo de tiempo con Coma, mientras que Al-Attiyah le sacó ventaja a De Villiers.

El Rally Dakar 2015 sigue a paso firme, tanto en Bolivia como en Chile. Es que luego del día de descanso, las motos y los cuadriciclos se dirigieron al espectacular salar de Uyuni, mientras que los coches volvieron de la localidad boliviana de vuelta Iquique. Los camiones, por su parte, no se adentraron en tierras del país vecino del norte, sino que salieron de su vivac en pleno desierto para volver a Iquique y tener su día de descanso, este lunes, al igual que los autos.

En las motos, Gonçalvez fue obtuvo el mejor tiempo en la especial del día. Aunque se impuso con sólo 14 segundos de distancia sobre Marc Coma, lo importante es que recuperó mucho tiempo con respecto al líder de la general, Barreda Bort. El español perdió 6 minutos en los últimos 120 kilómetros ya que sufrió una caída que destrozó parte de su manubrio. Ahora, en la etapa maratón, deberá arreglársela sólo con la con ayuda de los otros pilotos de su equipo para conseguir un repuesto nuevo y poder continuar con la carrera, ya que los técnicos de Honda no podrán asistirle. Ahora, tendrá que mantener los 6 minutos y medio de ventaja sobre Marc Coma y los 11 minutos ante Gonçalves.

Por el lado de los coches, Al-Rajhi, debutante este año, se adjudicó su primera etapa. Con un ritmo muy parejo desde el principio, el saudí mantiene la esperanza no sólo de subirse al podio en Buenos Aires, sino también ganar la carrera. Es que le descontó más de 2 minutos y medio a Al-Attiyah y a De Villiers, que se quedaron con el tercer y cuarto lugar del día y son los dos primeros de la general. El argentino Orlando Terranova quedó segundo en la etapa de hoy. En la sumatoria total, Al-Attiyah se despega de De Villiers, con 8 minutos de ventaja. Al-Rajhi se mantiene en vilo, a 18.

Los cuadriciclos también llegaron a Bolivia para continuar con la carrera. Y fue con sorpresa, ya que el paraguayo Galeano Sanabria triunfó en la especial del día. Venció nada más ni nada menos que al Sonik, con más de 5 minutos de diferencia. A pesar de no haber ganado hoy, Sonik se mantiene puntero de la general, estirando la ventaja por sobre el chileno Casale, que perdió 6 minutos ante el polaco para quedar a 22 en la general.

Los camiones se mantuvieron en Chile, luego de dormir en el desierto, para enfilar el rumbo al campamento de Iquique. En la llegada, se confirmó la victoria del checho Alex Loprais, que con su Man venció al Iveco de De Rooy, por 5 minutos. El Kamaz de Karginov completa el top 3, que tuvo al líder de la general, el ruso Merdeev, a 3 minutos de distancia para descontarle algo de tiempo en la sumatoria. Ahora, la ventaja de Merdeev sobre Karginov es de 22 minutos.

Con respecto a los argentinos, hay una muy buena noticia. Es que después de una jornada durísima, los hermanos Germanos siguen en carrera. Su Man sufrió un vuelco el día de ayer, que los hizo perder muchas horas y daño parte de la cabina. Por suerte, recibieron asistencia de otros pilotos para salir con rumbo al campamento del desierto. Pese a las recomendaciones de su equipo, que habían ordenado un abandono, los Germano continuaron y llegaron, esta noche, al vivac de Iquique, donde tendrán un merecido día de descanso y podrán poner a punto su camión. Actualmente marchan alrededor del puesto 36 en la clasificación general, a 4 horas y media de la punta.

Mañana, como adelantamos, los coches y camiones tendrán descanso, mientras que las motos y los cuadriciclos los alcanzarán en el largo tramo que une Uyuni con Calama.