Argentina goleó a Alemania y tuvo revancha post

La era Martino comenzó con el pie derecho tras una soberbia actuación de la selección argentina en Dusserdolf, donde venció 4-2 a los campeones del mundo. Di María, con tres asistencias y un gol, fue la figura y se hizo cargo del equipo ante la falta de Messi.

La selección Argentina y Alemania se vieron las caras en tierras germanas a sólo semanas de la final del Mundial Brasil 2014. Fue, el primer partido de la era Martino, donde se vio una selección similar a la de Sabella, aunque con la ausencia de Messi, que se lesionó el fin de semana pasado. Los locales querían celebrar a lo grande, con las 45000 personas que llenaron el estadio de Dusserdolf y querían ver a los suyos vencer nuevamente a los sudamericanos.

Fue un partido de gran intensidad, entretenido, con muchos goles y jugadas de peligro. El poderío ofensivo e individual de los nuestros fue la clave del resultado final. Y también la actuación de Di María, que no había podido jugar la final en Brasil por una lesión.

En el primer tiempo se evidenció el gran nivel del actual jugador del Manchester United, que metió una gran asistencia en el gol del Kun Agüero. Minutos más tarde, un gran pase de Zabaleta y un desborde, nuevamente de Di María, encontró a Lamela sólo en el área local. El exRiver definió de primera y al ángulo para batir a Neuer.

El complementó comenzó como había concluido la primera parte, con Argentina volcada al ataque y una Alemania que no podía parar los constantes ataques del subcampeón. Así, a pocos minutos de recomenzado el partido, Fede Fernández cabeceó un perfecto tiro libre desde la izquierda, ejecutado por Di María, para el 3-0. Ya pintaba para goleada y los del Tata no iban a bajar los brazos.

Así, a los tres minutos, Di María recibió otro gran pase de Zabaleta y esta vez encaró para el arco y definió con un toque sutil tras la salida de Weidenfeller, que había reemplazado a Neuer.

Con esto, los silbidos comenzaron a caer desde las gradas germanas. Por eso, los de Low apretaron el acelerador y salieron a buscar el descuento, que lograrían en dos ocasiones. Primero, a través de André Schürrle, tras un córner y posterior rebote de Romero. El 4-2 llegaría a través de nuestro verdugo, el joven Götze, que también capturó un rebote en el área para decorar el resultado final.

Así, la era Martino comenzó de la mejor manera posible. Si bien se vieron algunas imprecisiones en defensa, la solidez del mediocampo y de la delantera permiten que los argentinos nos ilusionemos con otros cuatro años positivos para nuestro deporte favorito.

 

ARVE Error: no id set