Aldo Oscar Venturini, era un empresario que  llevaba casi 6 millones de pesos desde su distribuidora de cigarrillos y golosinas al Banco Provincia de Florencio Varela. A mitad de camino, delincuentes encapuchados interceptaron la camioneta Renault Master, en la que viajaba, y dispararon a quemarropa. El empresario, de 69 años, murió en el acto. Ahora, los investigadores van tras la pista de un entregador.

Fue un golpe tipo comando. La emboscada empezó a las 9:50, cuando al menos seis delincuentes con armas largas tipo fal y ametralladoras, se bajaron de una Ford Ranger patente LXU 843 y empezaron a disparar. El chofer se salvó de milagro. Venturini cayó en el lugar. En total, la policía contó 40 balazos. Al menos 12 impactaron en el vehículo que llevaba al empresario.

Dos policías que estaban haciendo adicionales como custodios iban en otro auto. Se bajaron y empezaron a repeler el ataque. Uno de ellos, el teniente primero Leonardo Flores sufrió heridas en una mano y un balazo en una pierna. El Sargento José Herrera, resultó ileso.

El ataque fue en el cruce de República de Francia y Necochea, Florencio Varela. Y todo duró pocos minutos. El recorrido que el empresario hacía desde la empresa hasta el banco era siempre el mismo. Por eso, los investigadores creen que hubo un entregador.

La Ford Ranger fue abandonada a pocas cuadras. Los delincuentes escaparon con el botín en un Chevrolet Agile que actuó de apoyo.