María Eugenia Vidal acordó un aumento del 18% para los estatales. El Gobierno bonaerense cerró un aumento salarial por quince meses para todo el año que viene, bajo la posibilidad de reabrir las negociaciones en caso de que la inflación fuera mayor a ese porcentaje.

Representantes de Upcn, de municipales del Soeme, Fegeppba, los controladores de Apoc y los empleados de Salud Pública aceptaron la propuesta, que incluye una suba promedio de 3,6% para el último trimestre de este año, lo que implica un 34,6% anual y un 18% para todo 2017, que se aplicará en cuatro cuotas de 4,5%, en enero, abril, julio y octubre.

Tras la firma del acuerdo en la sede del ministerio de Economía bonaerense, la mandataria provincial señaló en conferencia de prensa que la negociación «queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor garantizando que ningún trabajador va a perder su poder adquisitivo».

El acuerdo, calificado como «histórico» por la mandataria provincial, pues se trata de la «primera vez en mucho tiempo el gobierno acordó la paritaria de la provincia con sus trabajadores por quince meses».

«Tenemos un diciembre distinto, con un Indec cuyo índice de inflación podemos creer, con un gobierno nacional que puso en marcha un plan que hace que la inflación vaya en descenso», planteó Vidal, al tiempo que se comprometió a implementar «un plan progresivo de pase a planta de trabajadores que están en condiciones temporarias y que abarca a 15 mil trabajadores en esa situación y a 3.500 becarios» (principalmente en áreas de salud).

Según lo informado por fuentes gubernamentales, contempla el pago de una bonificación extraordinaria del 10% del sueldo básico en tres cuotas (octubre-noviembre-diciembre) y un incremento de la «bonificación remunerativa no bonificable», que cobran los estatales de acuerdo al régimen horario.

La propuesta fue rechazada por la dirigencia de la ATE: Oscar De Isasi, titular de la Asociación manifestó que «es una propuesta salarial que nos condena a perder cada vez más poder adquisitivo y no aceptamos que nos condenen a los estatales a salarios miserables en el 2017».

La paritaria estatal comenzó en febrero y el gobierno otorgó en marzo una suba de 15,6% y en julio otra de 15,4%, hasta lograr un incremento global de 31%. Además, se había comprometido a reabrir la paritaria en octubre para negociar el incremento del último trimestre, negociación que comenzó hace dos semanas y que culminó hoy, con el acuerdo integral por 15 meses.