El primer ministro Benjamín Netanyahu, que visita la Unión Europea, elogió el reconocimiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Jerusalem como capital de Israel y manifestó que esperaba que los europeos hicieran lo mismo.

Previo a un desayuno informal con ministros de Exteriores de la Unión Europea en Bruselas, Netanyahu destacó que la medida de Trump, condenada por los palestinos y por los gobiernos europeos, contribuiría a la paz en Medio Oriente.

“Hace posible la paz porque reconocer la realidad es la sustancia de la paz, la base de la paz”, expresó Netanyahu a los periodistas mientras saludaba a Federica Mogherini, jefe de política exterior de la UE, antes de una reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas.

“Ahora hay un esfuerzo para presentar una nueva propuesta de paz por parte de la administración estadounidense. Creo que debemos dar una oportunidad a la paz. Creo que deberíamos ver lo que se presenta y ver si podemos avanzar en esta paz”, señaló Netanyahu y aseguró que la medida de Trump, condenada por los palestinos y por los gobiernos europeos, debería ser emulada por ellos.

“Es hora de que los palestinos reconozcan el Estado judío y también reconozcan el hecho de que tiene una capital. Se llama Jerusalem”, subrayó.

“Creo que, aunque todavía no tenemos un acuerdo, esto es lo que sucederá en el futuro. Creo que todos, o la mayoría de los países europeos moverán sus embajadas a Jerusalem, reconocerán a Jerusalem como la capital de Israel y se comprometerán sólidamente con nosotros por la seguridad, la prosperidad y la paz”, agregó.

El líder israelí hizo hincapié en la asociación de su país con Europa, diciendo que su cooperación de inteligencia había ayudado a prevenir los ataques de los milicianos, mientras que su papel de seguridad en el Medio Oriente había frenado la expansión del Estado Islámico en la región.

Mogherini, que dio la bienvenida a Netanyahu en la primera visita a la UE de un primer ministro israelí en 22 años, expresó que el bloque continuaría reconociendo el “consenso internacional” sobre Jerusalem y aseguró que la UE e Israel son “amigos y socios”.

Además repitió el compromiso de la Unión con una solución de dos Estados y que a Israel le interesaba encontrar una solución sostenible a su conflicto con los palestinos. La UE, remarcó, intensificará sus esfuerzos de paz y sostendrá conversaciones con el presidente palestino Mahmoud Abbas el próximo mes.

También condenó los ataques contra Israel y contra los judíos en otras partes del mundo, incluso en Europa. El plan de Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalem, que según el secretario general de las Naciones Unidas podría dañar los esfuerzos de paz, provocó algunas protestas violentas.

Una manifestación que condena la visita de Netanyahu está prevista para más tarde en la mañana en Bruselas.