foto daniel caceres
foto daniel caceres

El barrio de Nueva Córdoba se vio sacudido en horas de la noche cuando un grupo comando se dirigió a una zona de apartamentos para robar. Con la llegada de la policía se desató una guerra ante la atónita mirada de los vecinos.

Horas de angustia se vivieron en Nueva Córdoba, uno de los barrios de más alto poder adquisitivo de la capital cordobesa, luego de que un grupo de delincuentes se enfrente a sangre fría con las fuerzas policiales en plena calle.

En los videos difundidos a través de las redes sociales, puede apreciarse la gran cantidad de disparos efectuados por ambos grupos. Según informes de la policía científica, se contabilizaron al menos 120 casquillos.

Tras el enfrentamiento, un policía y un delincuente resultaron muertos a causa de la balacera. Luego, en una persecución, otro delincuente es abatido mientras se fugaba con el resto de los integrantes de la banda.

Además, encontraron un bolso con armas y dos coches que fueron secuestrados con dos ametralladoras en su interior. Por otro lado, se recuperaron 3 millones de pesos robados.

Por el hecho resultaron heridos otros tres policías y un delincuente, que está detenido. Por otro lado, la víctima del robo también fue herida, pero está fuera de peligro.

De la banda, dos delincuentes fueron abatidos, mientras que sólo uno fue capturado y hay otros tres que se dieron a la fuga.

El robo ocurrió en la calle Rondeau al 85, donde la banda delictiva asaltó el edificio residencial en cuyo 7º piso una pareja administraba consorcios. Allí, se hicieron con la suma de 3 millones de pesos, que luego fueron recuperados.

El policía muerto es fue identificado como el cabo Franco Ferraro, de 28 años oriundo de la localidad de San Carlos Minas. Pertenecía a la Sección Especial Operaciones Motorizadas (SEOM) y falleció a causa de un disparo en la cabeza.

Rubén Caro, fiscal a cargo de la investigación, asegura que la banda “se trata de gente profesional, hay gente de entre 30 y 60 años entre los delincuentes”. Son “un grupo de entre seis y siete delincuentes fuertemente armados y muy organizados”.