El Plan de Obras para el año 2015 presenta un incremento de 1.180 millones de pesos con respecto al 2014, lo que representa un 9,7 por ciento más.

Macri planea destinar las partidas para obras de infraestructura en trabajos de movilidad sustentable, el ordenamiento del tránsito, la extensión del subterráneo, la compra de vagones para ese medio de transporte, la construcción del metrobus de la Avenida Cabildo y de la Autopista 25 de Mayo y, también, para la creación de nuevas bicisendas.

El jefe de Gobierno apostaría nuevamente al desarrollo del subterráneo para fortalecer su candidatura presidencial y no engrosar su electorado dentro de la Ciudad. La estrategia del ex presidente de Boca consiste en inaugurar nuevos avances en el subte en vísperas a las elecciones, como lo hizo en 2013.

En la parte social del Presupuesto, el Gobierno porteño destinará más de 18.000 millones de pesos para la Educación, aumentando la cifra del año pasado para esa área que quedó fijada en 13.900 millones de pesos. Las partidas anotadas para Salud y Desarrollo Social, siempre repudiadas por la oposición por la tendencia del macrismo a subejecutar el presupuesto en estas áreas, también aumentarán.

Nuevamente, el rubro Justicia y Seguridad juega un papel importante para Macri, quien decidió que las partidas asignadas para esos sectores ascenderán a 9.300 millones de pesos, representando el 10,9 por ciento del total. Según consta en el expediente elaborado por Grindetti y su equipo, es “una de las mayores inquietudes de los vecinos”. Para trabajar en esas “inquietudes”, el Gobierno porteño destinará 5.3000 millones de pesos para Justicia y 4.024 millones de pesos para Seguridad.