El máximo referente de la Iglesia católica, el papa Francisco, dio una clara señal de apoyo al juez Carlos Fayt, cuestionado por el oficialismo, al enviarle su apoyo.

El respaldo papal al juez (para quien el oficialismo pidió el juicio político) llegó a través de una carta del arzobispo Mario Poli, cuyo mensaje considera que la embestida contra Fayt vulnera «no sólo el orden constitucional, sino también las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica”.

“Venerable y sabio letrado” son los calificativos con los que Poli se refiere a Fayt, y luego agrega: “Con estas breves líneas quiero expresar mi solidaridad y gratitud a su persona y al servicio que usted entrega generosamente a nuestra nación. Motiva mi carta el cuestionamiento a vuestra persona porque entiendo vulnera no sólo el orden constitucional sino las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica”.

“Hace poco más de un año, el papa Francisco en un documento afirmó que es conveniente escuchar a los jóvenes y a los ancianos. Ambos son la esperanza de los pueblos. Los ancianos representan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invitan a no repetir las nuevas tendencias de la humanidad y del evangeli gaudium”, agrega más adelante el arzobispo.

La información que llega sobre esta misiva de la Iglesia a un miembro de la Justicia argentina dice que el juez Fayt agradeció el respaldo a través de otra carta en la que hace referencia a la Biblia, específicamente, al libro del Génesis, destacando las obligaciones que le caben por contar con el «don de la longevidad».

El juez de la Corte Suprema agradeció el gesto de la Iglesia y contestó con otra carta, que alude al libro del Génesis cuando destaca sus obligaciones ante el “don de la longevidad”, y en el mismo texto agrega: “Tan emocionante mensaje y muestra de bondad me estimulan para continuar con más fuerzas, cumpliendo de la mejor manera mi destino terrenal”.