El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que el Partido Obrero “siempre defiende los intereses de la patronal» y sostuvo que el conflicto que atraviesa la autopartista Lear es responsabilidad de ese frente.

«Lo que hace el Partido Obrero es siempre defender los intereses de la patronal, hostigar el funcionamiento de la actividad económica y de las empresas” aseguró el funcionario luego de que la compañía Lear decidiera cerrar por 15 días su planta de General Pacheco.

El jefe de ministros remarcó que el cierre de la fábrica «tiene que ver con una acción decidida del Partido Obrero que, en definitiva, no es el partido de los trabajadores” y resaltó que las acciones de esta fuerza lo convierten en “el frente sistema preferido de los capitalistas y por los grandes empresarios”

Es preciso recordar que la empresa Lear decidió cerrar por dos semanas su planta ante la «imposibilidad de garantizar seguridad» a sus operarios por la sucesión de protestas de trabajadores despedidos.