El padre del futbolista Carlos Tévez fue liberado esta tarde tras permanecer casi ocho horas secuestrado por una banda de delincuentes que lo privó de su libertad durante la madrugada en la localidad bonaerense de Morón.

La víctima, identificada como Segundo Tevez, había sido secuestrada esta mañana en las inmediaciones al Acceso Oeste cerca de las 7, cuando se desplazaba a bordo de su automóvil y fue interceptado por tres delincuentes que viajaban a bordo de otro auto.

«Se encuentra bien», fue lo único llegó a declarar el abogado de la familia, Gustavo Galasso, cuando salía de la casa en donde se encuentra la familia.

Las primeras versiones indicaron que los delincuentes dejaron a Segundo a dos cuadras de la casa de Devoto desde donde se entablaron las negociaciones. La familia habría pagado un millonario rescate en pesos, aunque menor al que se rumoreaba en las primeras horas del día.