La Cámara Federal porteña confirmó este miércoles el procesamiento por enriquecimiento ilícito y un embargo de 5 millones de pesos contra el detenido ex jefe del Ejército, el represor César Milani, al dar por probado que no pudo justificar su nivel de gastos ni la compra de una casa en el barrio «La Horqueta» de San Isidro, al norte del conurbano.

La decisión fue de la Sala II del Tribunal de Apelaciones, que ratificó así lo resuelto por el juez federal de instrucción Daniel Rafecas, en un fallo de 45 carillas firmado por los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun, al que accedió Télam y que dejó a Milani en condiciones de ser enviado a juicio oral.

Además, los camaristas ordenaron al juez realizar de manera urgente una pericia para establecer el valor real de la casa de 1.150 metros cuadrados, en esa zona exclusiva del conurbano norte y que Milani escrituró por 1,5 millones de pesos.

La Cámara advirtió que, en el período de tiempo analizado en la investigación, durante el cual ejerció la función pública, Milani «incrementó su patrimonio de manera que no ha logrado justificar».

Recordemos que Milani permanece detenido desde el 17 de febrero pasado en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad en la última dictadura cívico militar que tramita en la Justicia Federal de La Rioja, en tanto en el expediente por presunto enriquecimiento ilícito, que tramita en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro, se encuentra procesado pero sin prisión preventiva, resolución confirmada hoy por la Cámara Federal.

Si bien en principio permaneció detenido en la Unidad Penal de La Rioja, que depende del Servicio Penitenciario provincial, luego de exactamente un mes, el 17 de marzo pasado, el ex titular del Ejército fue trasladado al penal de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, donde se encuentra en la actualidad.

Las pruebas «permitieron concluir sobre la incapacidad económica» de Milani para acceder a la adquisición de la propiedad situada en San Isidro, provincia de Buenos Aires, y de Barreiro para facilitar el préstamo que habría permitido tal compra, concluyó la Cámara.
En ese marco, la Cámara ordenó a Rafecas realizar de manera «urgente» una valuación de la casa de la Horqueta para determinar su valor real.

«No puede perderse de vista que la totalidad de los informes y análisis realizados lo fueron con base exclusiva en el valor asentado en las respectivas escrituras; en particular y en cuanto a la compra del inmueble… se estuvo a la cifra de 1.500.000 pesos consignada en dichos documentos y sostenida por el encausado», explicaron los camaristas en el fallo firmado con intervención del secretario Pablo Herbón.

Además, advirtieron que la casa comprada por Milani tiene 1.150 metros cuadrados y que por, sus características y ubicación, es necesario ahondar en la investigación sobre su real valor «con la mayor premura».

«Así, resulta necesario que reintegradas que sean las actuaciones y con la mayor premura, el Sr. Juez de grado incorpore informes -de otras inmobiliarias de la zona y a través de los Sres. Peritos Tasadores- que permitan clarificar la valuación del inmueble», se ordenó.

La Cámara confirmó los procesamientos en base a las pericias hechas por Prefectura Naval Argentina, la Procelac, peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, entre otras pruebas.

Todo ello permitió concluir que Milani no pudo justificar la compra del 10 de junio de 2010 de la casa sobre la calle O Higgins en La Horqueta, ni aún cuando se tomase que su valor fue el declarado en la escritura.