El viaje se da en el marco de una intensa agenda diplomática.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner partirá hoy con destino a Roma para encontrarse, por cuarta oportunidad, con el Papa Francisco quien meses atrás había anunciado que no recibiría más políticos argentinos tras considerar que se trata  de un año electoral, pero al tratarse de la presidenta indicó que, en este caso, hará una excepción.

La mandataria arribará a Roma mañana, en donde la espera una audiencia privada con el Sumo Pontífice a las cinco de la tarde. El encuentro tendrá lugar en un estudio adyacente al aula Pablo VI, el mismo lugar en el que tuvo su primer encuentro con el presidente de Cuba, Raúl Castro.

En el marco de una intensa agenda diplomática, Cristina se reunirá el sábado, previo a su encuentro con Francisco, con el ex presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva. El lunes, participará como una de las principales oradoras en la 39º Conferencia Anual de la FAO, la organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, en donde recibirá un premio en reconocimiento a sus progresos en la lucha contra el hambre en Argentina. Tras ello, finalizará con un almuerzo junto al presidente de Italia, Sergio Mattarella.