Los presidentes del Mercosur y estados asociados firmaron el documento de la Cumbre de Mendoza con un pedido formal para cesar las situaciones conflictivas en Venezuela. En concreto solicitaron al gobierno de Nicolás Maduro y a la oposición a que no ejecuten ninguna medida que «pueda dividir aún más a la sociedad venezolana». Ese mensaje apunta a que se suspenda el referéndum constitucional lazado por Maduro.

El documento no tuvo unanimidad: el presidente de Bolivia, Evo Morales, no avaló la comunicación y, en cambio, respaldó el gobierno de Maduro.

Las palabras del comunicado son similares a las emitidas por Mauricio Macri al dar inicio a la reunión de Jefes de Estado. En ese sentido, también pidieron la liberación de los presos políticos y la restitución de la división de poderes.

«Los Estados parte del Mercosur y los Estados asociados de Chile, Colombia y Guyana, así como México, reiteran su profunda preocupación por el agravamiento de la crisis política, social y humanitaria en la República Bolivariana de Venezuela. Hacen un urgente llamado al cese de toda violencia y a la liberación de todos los detenidos por razones políticas, instando al restablecimiento del orden institucional, la vigencia del Estado de derecho y la separación de poderes, en el marco del pleno respeto de las garantías constitucionales y los derechos humanos», dice el comunicado.

Además del Mercosur, avalaron el documento Chile, Colombia, Guyana y México.