El cuarteto DDM, con toda la potencia de su rock, ganó la tercera edición del concurso San Isidro Te Escucha 2019.

A puro rock, DDM llegó a la final del concurso San Isidro Te Escucha/Música.Nuevas Bandas (Vol.3) y con más rock, en la final, en esa instancia decisiva, se llevó el premio organizado por la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, que convocó a más de 80 bandas de la región y tiene el auspicio de Radio Nacional Rock.

“Fue una final muy ajustada y de excelente nivel para un concurso que cumple con su postulado de apoyar desde lo institucional el desarrollo de la banda ganadora. Les deseamos a DDM una linda carrera y ratificó la continuidad de este proyecto cultural que llegó para quedarse”, dijo anoche el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, en la Casa de la Juventud, sede de un certamen que desde sus inicios convocó a más de 200 bandas y coronó a «Triciclo» (2017) y a «Basta Chicos» (2018).

Una final con cinco grupos que se sacaron chispas, en el mejor de los sentidos. De los ganadores a Mermelada de Morcilla, Capricornio, Navidad en Agosto y Madilon, un trío que demostró en Don Bosco 47, San Isidro, que las chicas también saben y pueden hacer rock del bueno.

Pero fue DDM, el grupo nacido en 2017, el del grunge y rock alternativo, el que finalmente se quedó con el premio que toda banda emergente anhela, grabar su primer CD y videoclip profesional, acceder a la plataforma streaming y subir al escenario en los festivales de Cultura de San Isidro. ¿El debut?, será en los festejos por el Día de la Primavera y compartiendo escenario con «Indios», una de las mejores bandas del pop actual en nuestro país.

“Tuvimos bandas de gran nivel, un jurado de lujo, quisquilloso, y una competencia exigente, pero con mucha alegría y camaradería. El secreto está en el buen trato y en el profesionalismo con  el que se trata a los grupos. Como en todos nuestros concursos, aquí también premiamos la producción. San Isidro no sólo los escucha, también los acompaña”, dijo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

“Muy, muy felices. Somos un grupo de amigos y hace rato que tenemos muchas ganas de vivir de esto. Es un empujón para concretar un disco, una producción, y una excusa más para seguir juntandonos a tocar y divertirnos. Sentí que nos jugaba un poco en contra ser los primeros en tocar, pero no, hicimos un show muy sólido”, comentó la voz y guitarra de DDM, Arturo Federico, que se completa con Ako Capralora (bajo), Juan Ignacio Otero (guitarra) y Miguel Torchio (batería).

Un show de 18 intensos minutos de hard rock que DDM, con influencias de Placebo, Nirvana, Attaque 77, Cadena Perpetua y otros, tenía bien cronometrado. “No queríamos excedernos de los 20 minutos asignados a cada grupo. Creo que también pasa por ahí, por el respeto a las otras bandas y al concurso”, agregó Federico, con una voz que pasó por lo lírico y lo poético, recitó y alternó entre el castellano y el inglés.

Pero DDM fue un todo, desde la actuación e interpretación hasta la composición, su potente presencia en escena y con cuatro canciones, La garúa, El edén, Acá no se fuma y Azúcar Ledesma, para no pasar inadvertido.

Tanto Walas, voz y compositor de «Massacre», como Alejandro Taranto, destacado productor, coincidieron como jurados del certamen al destacar el nivel de todas las bandas, la bienvenida presencia femenina en la final y el deseo de que otros municipios imiten a San Isidro en apoyar el rock.

“Hace más de 35 años que como periodista escucho bandas y haber escuchado a cinco bandas nuevas de tan buen nivel no me pasa a menudo. Ganó una, pero las otras no pierden. Voy a extrañar este ritual y que esto que hace San Isidro se replique en otros municipios, porque es la única manera en la que el rock vuelva a tener futuro y a ser tan brillante como alguna vez lo fue. Hoy, acá, pusimos un primer ladrillo”, sostuvo Sergio Marchi, el tercer integrante del jurado, al anunciar el fallo.

Para más información: http://sanisidrocultura.org/

Disfrutalo aqui en tango diario