El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, consideró que los candidatos del Frente para la Victoria que se presenten en 2015 estarán condicionados por la situación del vicepresidente Amado Boudou. 

“Los candidatos oficialistas saben que Boudou se los lleva puestos a todos. ¿Cómo hacen para justificar que son parte de un gobierno con un vicepresidente de graves delitos?” se preguntó el mandatario cordobés que reiteró sus deseos de ser presidente.

El jefe del Ejecutivo provincial recordó la cantidad de causas judiciales a las que se enfrenta el vicepresidente y sostuvo que le llama la atención que ninguno de los candidatos del kirchnerismo se haya ido del Gobierno en esta situación.

“Cuando alguien se siente incómodo en un lugar, se va. Yo no veo ninguno que se haya ido. Hablan en voz baja” aseveró De la Sota con respecto a los dirigentes k que aspiran a la Presidencia.