Entre tres y cuatro delincuentes armados y disfrazados con máscaras y pelucas asaltaron la sucursal Crucecita del Banco Credicoop, ubicada en la Avenida Bartolomé Mitre 1329 del centro de Avellaneda.

Tal como informó a la prensa el comisario Claudio Blanco, jefe de la Departamental Zona Sur, los ladrones llegaron en un auto de alta gama de color oscuro y, tras ingresar al local y reducir al personal de seguridad, robaron una saca de dinero que acababa de llegar a la sucursal bancaria.

El hecho ocurrió cerca de las 11 de la mañana y las prensunciones de la investigación indican que hubo un trabajo de inteligencia para dar el golpe. El banco recién abría sus puertas y hacía pocos minutos se había ido el camión de caudales de la empresa Prosegur.

“A las 11.15, se recibe un llamado de esta sucursal del Banco Credicoop, los móviles acudieron al lugar y se entrevistaron con personal de custodia y empleados. Entre tres y cuatro delincuentes, armados, redujeron a seis personas, entre empleados y público, además de un policía que estaba de guardia en el bunker. No hubo disparos. Pero recién se retiraba la gente de Prosegur, que había dejado sos sacas de dinero. Los delincuentes se llevaron una de ellas”, detalló Blanco, quien si bien explicó que las investigaciones recién se están llevando a cabo, estimó que el monto robado ascendería a los 500 mil pesos.

Los asaltantes actuaron camuflados con disfraces y máscaras, para no quedar registrados en la cámaras de seguridad del Banco ni en las de la vía pública.

“De acuerdo con los datos que tenemos, uno tenía una peluca, otro una capucha de hule y anteojos negros, y otro con una especie de máscara, también con lentes de sol. El evento no duró más de dos minutos y medio, fue un golpe certero, hecho por gente de experiencia y con una investigación previa”, agregó Blanco, quien aseguró que pese a que en las cámaras de seguridad no pudieran grabar los rostros de los delincuentes, habría otros indicios en las imágenes registradas que podrían servir a la investigación.

“El evento no duró más de dos minutos y medio, fue un golpe certero, evidentemente habían hecho un trabajo de inteligencia previo y es gente con experiencia”, resumió Blanco.

Por fortuna, no se produjeron disparos, nadie salió herido ni lastimado.