A pesar de los reiterados pedidos legales para impedirlo,  el desalojo producido esta mañana, deja a 21 trabajadores en la calle.

Desde tempranas horas de hoy se iniciaron las acciones para desalojar el tradicional bar «La Robla», ubicado en la zona de Tribunales, próximo al microcentro porteño. La medida que «se realizó de manera irregular y sin cumplir con el protocolo de desalojos que establece la presencia de una ambulancia y un equipo de zoonosis en el lugar», deja a 21 tabajadores en la calle.

 Los operativos de desalojo comenzaron a las 5.30 de esta madrugada y contaron con la presencia de 50 efectivos policiales que,  «en lugar de avisar a los trabajadores que tenían que irse, directamente rompieron la puerta e ingresaron por la fuerza», informó Ornella Nociti, representante legal de los empleados que el año pasado formaron una cooperativa en el lugar.

El desalojo «se realizó de manera irregular y sin cumplir con el protocolo de desalojos que establece la presencia de una ambulancia y un equipo de zoonosis en el lugar», añadió.

“Ahora lo que intentamos es resolver la situación laboral de los 21 trabajadores, muchos de ellos con más de 10 años de antigüedad, que se quedan en la calle. Intentaremos conseguir un local rápido para alquilar ya que cuentan con esa posibilidad, lo único que pedíamos era tiempo para conseguirlo», reclamó Nociti.

El tradicional bar La Robla, ubiado en Viamonte al 1600, funciona desde 1985 como un típico espacio para degustar las delicias de la comida española.  En el 2010, fue adquirido por el empresario Alex Gordon, y desde ese entonces, comenzó una numerosa serie de maniobras fraudulentas. Ante la quiebra de la empresa, los trabajadores decidieron continuar con su trabajo y comenzar a autogestionarse a partir de agosto del 2014.

El desalojo fue ordenado por el juez Miguel Gustavo Javier Costa, del Juzgado Nacional en lo Civil N° 93.